Búsqueda personalizada

De Huay Xai a Luang Prabang

9. agosto 2006 | Categoría: Viaje a Laos

Al entrar a Laos por la zona del Triángulo de Oro, concretamente por el puesto fronterizo de Chiang Khong (Tailandia), la primera población que se alcanza, una vez cruzado el río Mekong, es Huay Xai.

Se trata de un pueblo pequeño, que se extiende a lo largo de la orilla del río. Tiene un banco donde es posible cambiar kips, la moneda oficial de Laos, aunque en todo el país son aceptados los baths tailandeses, y los dólares.

A parte de esto, poco más se puede hacer en Huay Xai, desde el punto de vista turístico. Existe una organización que se dedica a la protección de los monos gibones, y organiza una actividad llamada The Gibbon experience. Consiste en pasar un par de días en la selva, en casas de madera construidas en los árboles, y unidas entre ellas por tirolinas. La gente que lo ha hecho cuenta que es muy divertido, aunque casi nadie consigue ver gibón alguno. Así que esta es una opción para aprovechar la estancia en Huay Xai.

Nosotros alquilamos una moto para visitar los pueblos de alrededor, pero en cuanto se sale de los escasos tramos asfaltados, las lluvias del monzón forman unos barrizales que llegan por la rodilla.
Muchas carreteras están cortadas, así que tenemos que replantearnos el plan de viaje. En un principio pensábamos visitar las tribus que habitan en las montañas cerca de la frontera con China. Pero optamos por tomar el barco que sigue el curso del Mekong hasta la ciudad de Luang Prabang.

Barco a Luang Prabang
Slowboat a Luang Prabang

De hecho, la mayor parte de los turistas que entran en Laos por esta zona, intentan tomar el barco a Luang Prabang lo antes posible. La mayor parte de la pensiones de Huay Xai venden los billetes, así como unas cuantas agencias turísticas que hay en el pueblo.

Existen dos tipos de barco para realizar la travesía: rápidos y lentos. Los rápidos, que llaman speedboats, son lanchas con motor fuera borda, con capacidad para unas 8 personas. Alcanzan una velocidad de 80 km/h, y los pasajeros han de llevar casco y chaleco salvavidas. Aunque hacen el trayecto en la mitad de tiempo, sólo 6 horas, no es raro que sufran accidentes al colisionar con alguna roca.

La opción lenta son barcazas, que realizan el viaje en dos etapas de unas 6 o 7 horas cada una. Se ha de pasar una noche en un pueblo a mitad de camino que se llama Pak Beng.

Esto de llegar a Luang Prabang navegando por el Mekong, suena muy bien, y podría estar también muy bien, pero sin embargo no es así. En la barcaza viajan casi exclusivamente turistas. Cada uno de nosotros paga unos 17 euros, lo que no es mucho individualmente, pero si se hace el cálculo, el dueño de la barca gana una considerable cantidad segun los estándares del país.

El problema es que, para ganar la mayor cantidad de dinero posible, la barca se sobrecarga, y los pasajeros vamos apretados en los bancos de madera, en sillas en el pasillo, y en todos los huecos posibles.
Sin embargo, y a pesar de todo esto, el viaje no se hace excesivamente pesado, y según que compañeros de viaje te toquen, puedes incluso echarte unas risas.

A ver si los que se dedican a organizar estos viajes, se dan cuenta que es más beneficioso para el negocio dejar al cliente contento, y que éste recomiende la travesía, a ganar unos cuantos dólares extra de mala manera.

Un comentario
Deja tu comentario »

  1. hola,

    hay alguna otra alternativa para ir a a Luang Prabang? porque no me motiva el romperme la cabeza en una speed boat.. pero pasar 13 horas, creo que tampoco…
    tienen algun horario establecido?
    gracias