Búsqueda personalizada

El lago Karakul

26. julio 2008 | Categoría: Lugares de Xinjiang

China está conectada con su vecino Pakistán por una de las carreteras más altas del mundo: la carretera del Karakorum. La ruta comienza, en el lado chino, en Kashgar y va subiendo poco a poco para atravesar la barrera montañosa que separa ambos países. A unos 200 km se encuentra el lago Karakul, a una altitud de 3600 metros sobre el nivel del mar.

Desde Kashgar salen autobuses diarios, que en unas cinco o seis horas, incluidas paradas varias, te dejan a orillas del lago. Es importante llevar el pasaporte, porque lo piden en al menos un control policial. No hay que olvidar que estamos próximos a la frontera pakistaní, y a tiro piedra también de Tayikistán.

[singlepic=650,600,500]El lago Karakul con el Muztagh Ata al fondo

Los habitantes de la zona del lago pertenecen a la etnia kirguiz y nada más llegar se te acercan para ofrecerte alojamiento en sus yurtas. Muchos viven del ganado: yaks, ovejas, cabras… pero cada vez más intentan sacar partido de los turistas que llegan en verano.

El paisaje es impresionante. Frente al lago, el Muztagh Ata, con sus más de 7.500 metros de altura, recrea un paisaje de postal. Las cumbres de las montañas están perpetuamente nevadas, y parece que los glaciares estén al alcance de la mano.

Hemos pasado dos noches en una yurta, compartiendo cama, o más bien suelo, con nuestra familia anfitriona. Hace frío, sobre todo cuando se va el sol, pero la yurta tiene una estufa-cocina que usa como combustible matojos de hierba secos y excrementos de los animales. Se duerme en una especie de cama preparada amontonando mantas y pieles en el suelo el suelo, que está cubierto de alfombras.

[singlepic=608,600,500]Nuestra yurta

Para desayunar nos ofrecen té con sal, y trozos de pan de hace varios días, base de la alimentación de esta gente. También cocinan arroz al estilo kirguiz, y pasta. La carne seguramente se la guarden para cuando no tengan invitados.

El padre nos cuenta que pasan el verano en la yurta para sacar dinero alojando turistas, y que en invierno vuelven a su casa en el pueblo. Tiene que ahorrar para pagarle los estudios al pequeño de 10 meses, para el que ya tiene planeado un brillante futuro de ingeniero.

En el lago no hay gran cosa que hacer aparte dar paseos andando o a caballo. Fuimos hasta la aldea vecina; cuatro casas de adobe y piedra, la mayoría con aspecto abandonado. Desde una pequeña colina miramos a nuestro alrededor y sólo se ve algún camello pastando hierba seca, ovejas, yaks y un paisaje árido y desolador.

El punto chungo del día nos lo brindan dos chavales que se presentan en la yurta a última hora de la tarde. Nos dicen que debemos comprar entradas por estar en el lago: 50 yuanes por persona. No es tanto el dinero como la forma en que lo piden. En vez de venir a cobrar cuando llegas en el autobús, dándote la opción de largarte si no estás de acuerdo, se presentan justo antes de irte. Les preguntamos que a qué viene a cuento el cobrar eso, pero ni ellos lo saben. Realmente no se ofrece ningún tipo de infraestructura a cambio. Bueno, sólo un cuartucho donde pone WC, pero que ni tiene agua corriente.

Sin embargo, a parte de este detalle, la estancia merece la pena para cualquiera que le guste la naturaleza y los paseos. Eso si, no hay que olvidarse de llevar ropa de abrigo, agua y comida extra para los que sean un poco zampabollos.

[singlepic=598,600,500]Glaciar en las montañas

Todas las fotos del lago Karakul aquí.

7 comentarios
Deja tu comentario »

  1. He estado viendo todas las fotos y me parecen preciosas, ¡menuda experiencia!

  2. Hola Tartalo. Me llamo Miguel y hace unos 4 o 5 meses te hice varias preguntas relaccionadas con la vida en Kunming. Pues bien, hoy estoy estudiando aquí, y te agradezco muchísimo tu blog y tus respuestas, que junto con las que recibí de Chinochano me fueron decisivas para dedicirme a venir aquí. Bueno, al grano, que ahora me he creado un blog (aunque solo trato en el de hablar a mis amigos y familiares) en el que me gustaría poner un enlace al tuyo, para que los que visiten mi pagina lo puedan hacer también a la tuya, y así, entre, otras cosas, puedan creer muchas cosas que cuento y en las que creen que exagero, jeje.

    http://payolimon.blogspot.es/

    Este es el blog. Y ademas me gustaría pedirte permiso para copiarte algunos blogs que tu tienes, por ejemplo el de los porros o el de la localización y climograma de Kunming, puesto que creo que son magníficos, y que en vez de tratar tomar de información de ellos y ponerla a mi manera, debo ponerlos enteros y a tu nombre.

    Espero que te parezca bien y me autorices a ello. Un saludo.

  3. Hola Miguel,

    te he contestado vía email. Saludos.

  4. Por donde andas? No te habras quedado a viv ir en una yurta? Echo de menos tus cronicas.

    (Diculpas por la falta de tildes y signos de interrogacion, escribo desde un portatil de segunda mano, comprado en China)

  5. Durante unos meses que me han estado hackeando el blog cada 10 días. No se cómo “los malos” entran y me lo llenan de links invisibles hacia sitios de casinos, porno y demás. Estos links son ilegales para google, así que me echó de sus listados y las visitas pasaron de unas mil al día a 20 o 30, vamos, un desastre. Con todo esto, y encima con el poco acceso a internet que he tenido en Kirguistán, se me quitaron las ganas de publicar nada.

    Ahora ya hace una temporada que he vuelto a casa, y parece que he conseguido solucionar el problema. Tengo cosas que contar del resto del viaje, así que enseguida volveré a la carga. Por culpa de los malditos hackers, la verdad, le había cogido un poco de manía al pobre blog…

    Muchas gracias por interesarte, de verdad, pensaba que ya no quedaba nadie al otro lado 🙂

  6. Me alegro de recibir noticias tuyas y saber que estas bien.
    Tambien he tenido (y sigo teniendo problemas) con la red. En mi caso no con piratas, sino con barcos hundidos o que hacen aguas (estoy hablando de HP y de Mac, las joyas de la flota), asi que podria decir que he naufragado y navego en el Mar de los Sargazos en una balsa japonesa, un Sony averiado, cubierto de sal y algas, que no siempre esta a mi disposicion.
    No quiero seguir con las analogias maritimas porque acabaria hablando de faros para referirme a tu blog, y diciendo la mar en vez de el mar.
    Muchas gracias a ti por escribir mi bitacora favorita :).
    Un saludo desde el otro lado.

  7. Acabo de encontrar tu blog y justo nosotros también estuvimos en el Karakul, pero cruzando para Pakistán y estuvimos sobre le 10 de julio. Aunque a nosotros no nos cobraron los 50 yuanes de entrada 😉
    Muy buenas las fotos!!!