Búsqueda personalizada

El té

11. febrero 2006 | Categoría: Gastronomía

El té es la bebida más consumida en China, donde la planta del té se cultiva desde hace más de 2000 años.
Desde China, la costumbre de beber té se extendió a otros paises asiáticos.
En Japón este hábito apareció hacia el siglo VI, gracias a un monje japonés que tras una estancia en China, llevó algunas semillas de vuelta a su país.
En Europa tuvieron que esperar hasta el siglo XVII, cuando comerciantes holandeses lo cargaron por primera vez en sus barcos, vía Macau.

Existen distintas clases de té, según el método mediante el que se procesa.

Algunas de las más conocidas son:

Té verde: no está fermentado, por lo que las hojas mantienen el color verde original. Las hojas son tostadas para reducir el sabor amargo.

Té negro: es el más consumido en Europa. En China se le llama té rojo. Las hojas son fermentadas y tostadas. Es más apropiado para su transporte, ya que no pierde su fragancia tan fácilmente.

Té Oulong: está semi-fermentado. Se consume en tazas muy pequeñas, sobre todo en la provincia de Fujian, Cantón y en Taiwan.

Té Pu’er: procede de la provincia de Yunnan, al sur de China. Es un té de alta calidad, que se consigue tras un proceso de fermentación especial. Es famoso por sus propiedades medicinales.

Una tienda de tés en Kunming
Tienda de té en Kunming

En algunas zonas de China, también se encuentra el té comprimido, formando una especie de ladrillos. Esto es común entre los pueblos tibetanos, y otras minorías étnicas. Es una manera más fácil de transportarlo y almacenarlo.

Por otro lado, sobre todo en el norte del país, es común el té aromatizado. Esto se hace mezclandolo con flores, como el jazmín o la magnolia.

Comentarios cerrados