Búsqueda personalizada

El Templo del Buda de Jade

25. junio 2005 | Categoría: Otros lugares de China

El templo Yufo Si (Templo del Buda de Jade) es un monasterio budista construido en 1882, para albergar dos estatuas traídas de Birmania.

Buda de Jade

Cada una de ellas está tallada de una sola pieza de jade blanco.
Actualmente el templo está en activo, aunque entre 1949 y 1980, se cerró, al prohibirse los cultos religiosos.
Unos 100 monjes residen en el monasterio, y pude ver como realizaban sus ceremonias.


Yufo Si 3

Yufo Si 4

Hoy es mi último día en Shanghai, mañana ya estaré en Kunming, la ciudad en la que durante los próximos meses voy a intentar aprender chino.

5 comentarios
Deja tu comentario »

  1. holas mi nombre es adrian de bs as argetentina tengo 23 años y empese a conocer la religion del buda y la verdad me empaso a gustar mucho y empese a practicar taychi y me parese fenomenal y me encantaria poder ir al templo algun dia saludos.

  2. Hola, soy de shanghai. Es muy interesante leer comentarios extranjeros sobre templos chinos. yo prefiero templo Jiming Si en Nanjing, sobre todo lo visita en la primavera cuando los arboles de SAKURA por ambos lados de la call dan flores. Pero en cuanto a «noodles» que suministra en los templos, me gusta mas los de Templo en Shanghai. son mas dulces y ricos. jejeje….

  3. hola, soy cubana y sagitariana, mi piedra es el jade, me encantarìa tener una para la suerte pero me han dicho que es muy cara, pregunto ¿còmo hacer para tener una piedra jade aunque sea muy pequeña?

  4. quisiera saber donde hay un templo para hacer meditacion en la ciudad autonoma de buenos aires argentina, muchas gracias

  5. Hola a todos ,
    respecto al templo del Gran Buda de jade solo quería comentaros que es increíble. Fui a China de viaje de novios y el poder comtemplar esa figura es algo que jamas olvidaré. La sensación que sentí de total felicidad y tranquilidad todavía la puedo recordar. No soy budista pero esa figura tiene algo que me impacto y que hoy, dos años después, la recuerdo perfectamente.

    No recuerdo los empujones y los pisotones que recibimos al entrar por el angosto pasillo, pero su cara, su sonrisa, la tranquilidad de su posición, es algo indescriptible y que aconsejaría a todos la visitaran sean o no budistas, ya que es algo que jamas olvidaran.

    Saludos desde España