Búsqueda personalizada

Historia de Yunnan

Prehistoria
La primera noticia que se tiene de la aparición del hombre en Yunnan se remonta a hace tres millones de años.
Desde el descubrimiento de el Hombre de Pekí­n en 1921, durante mucho tiempo se creyó que este fue el primer poblador de China. Sin embargo, hacia 1965, mientras se construí­a la lí­nea ferrea entre Chengdu y Kunming, se encontraron diversos fósiles en los alrededores de la ciudad de Yuanmou. Entre ellos estaban dos piezas dentales humanas de hace 1’7 millones de años (el Hombre de Yuanmou).
Posteriormente se encontraron fósiles de homínidos aún anteriores.

El Reino de Dian
La primera invasión china de la que se tiene constancia tuvo lugar en el 339 antes de Cristo, cuando un prí­ncipe procedente del valle del rí­o Yangzi envía a uno de sus generales a conquistar a los “bárbaros del sudoeste”.
La campaña dura diez años, durante los cuales los principes rivales impidieron su regreso a China. Al sentirse aislado, este general se autoproclama rey de Dian, cuya capital se estableció cerca de la actual Kunming.
Durante dos siglos sus descendientes reinaron en la zona.

La Dinastí­a Han
Esta dinastí­a gobernó China entre el 206 y el 220 antes de cristo, y estableció un floreciente comercio de la seda, que tení­a como destino Europa.
Una rama de esta ruta, atravesaba la India. El emperador Han deseaba controlar todo el recorrido de la ruta de la seda, así­ que invadió Yunnan. El rey de Dian apoyó a los invasores, esperando que estos le ayudasen a combatir las insurrecciones tribales, y se convirtió en un estado tributario.
Pero los soldados Han no consiguieron atravesar las montañas de Yunnan, y decieron regresar. Los reyes Dian siguieron gobernando, en nombre del emperador, pero con el fin de la dinastí­a Han, Yunnan volvió a ser independiente.

El Reino de Nanzhao
En el año 738 varias tribus Bai fundaron el reino de Nanzhao, con capital en Dali. Dominaron un amplia área de Yunnan y del norte de Birmania, asi como partes de Sichuan y Guizhou. Durante cinco siglos, este reino y su sucesor, el Reino de Dali, se mantuvieron independientes de China.

La llegada del Kublai Khan
En 1253 el bisnieto de Genghis Khan instauró la dinastí­a Yuan en China, e inició una expansión hacia el oeste y el sur. Envió sus tropas a Yunnan y anexionó la zona a China. Con él llegaron a Yunnan colonos musulmanes que controlaron cualquier intento de sublevación contra el poder central.

Las dinastí­as Ming y Qing
Durante siglos, los gobernantes Ming, y después Qing gobernaron Yunnan como una colonia, más que como una verdadera provincia china. Aquí­ se enviaban a los criminales y disidentes exiliados. Muchos de ellos eran intelectuales y pensadores progresistas y, aunque su número no era muy elevado, consiguieron poco a poco introducir las costumbres del norte de China en Yunnan.

La rebelión musulmana
En 1855 una disputa entre los mineros musulmanes y chinos, terminó en una rebelión musulmana a gran escala contra el gobierno chino, que duró casi veinte años. Durante este tiempo, los musulmanes saquearon muchos templos de Kunming, quemaron monasterios y destruyeron monumentos budistas. Llegaron a establecer su propia capital en Dali.
Las tropas chinas por fin consiguieron controlar la rebelión en 1873, con un gran derramamiento de sangre. Hombres, mujeres y niños fueron asesinados tanto en Dali como en muchos pueblos de Yunnan.

La República
En 1911 llegó el final de la dinastí­a Qing, y China se convirtió en una república. Yunnan cayó otra vez en las manos de clanes feudales que luchaban por el poder.
El Ejército Rojo de Mao llegó a Yunnan en 1949. El nuevo gobierno prohibió muchas de las costumbres tribales, por no considerarlas adecuadas.
Su sucesor, Deng Xiaoping, rectificó mucho del daño hecho contra estas minorí­as étnicas, y volvió a permitir la práctica de sus costumbres y tradiciones indí­genas.